lunes, 27 de abril de 2009

ODIO (je)


Ayer no pude dormir hasta entrada la una.. y considerando que antes de las cinco estoy arriba de nuevo.. ESTOY MAL DORMIDA.
Asi que imaginen a esta pobre creyente esporadica, buscando razones para no cargarse a cuanta persona aparezca delante de sus ojos.
Porque no puedo ocultar mi alternante estado de animo.. que va desde reirme como muchas tontas que conozco, hasta poner cara de ojete por cada una de las cosas que pasan, por los objetos que veo, por cada sensacion fisica.. por todo.
Por eso, hoy estoy especialmente ridicula. Me impulsó no se que fuerza dictadora a desayunarme temprano con este dia pre-choto..que no me dan ganas de conocer.
Hay un par de canciones que pueden levantarme un poco del pozo lleno de estiercol donde estoy hoy sumergida.. pero, al mismo tiempo, pequeñas, pequeñisimas cosas que me pueden hundir cual si fuera un topo picaron en pleno labor.
Mientras anoche acostada trataba de que los ojos se cerraran y fantaseaba con una vida en la que todavia no me veo pero que quiero tanto estar.. me puse a pensar en las cosas pelotudas que estoy haciendo.
Empece a pensar en mis viejos, en mi abuela, en mi hermano.. y empece a dudar de si los estaba aprovechando con todo. Me dio un poco de vertigo lo que significa amar tanto a ciertas personas.. y hasta se me hizo un nudo en la garganta.
Sera que me ha quedado resaca de lo importante que tenia en mente antes de dormir, que ahora me parece todo patetico. Nada le llega a los talones a ciertos dolores de alma..
Es como si fuera caminando y estuviera siempre a punto de gritar.. "hasta cuando voy a esperar para ser feliz?!!".. pero asi, con fuerza, con desahogo.. con la intensidad con la que un recien nacido llora. Asi. Como exigiendo a la vida que me devuelva tiempo.. como pidiendole ayuda.
Hasta que vuelva a pensar.. mañana o incluso hoy tarde.. que la vida es esto.. y que me puedo reir un poco y seguir pasandola como si estuviera conforme. O llegar a sentir, de verdad, que estoy haciendo las cosas bien.. y que mi destino va, indeclinable, al lugar donde quiero que llegue.
Pero hoy.. no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario