sábado, 15 de agosto de 2015

Hay un momento, creo yo.. que todo lo que te esta pasando te cae de golpe encima. Y les diria, a cualquiera al que las cosas le pasen, que no hay nada mejor. Ultimamente, me caen de algun lado.. No se si de arriba, del costado, de abajo.. pero alguien me tira, constante, todo lo que me pasa. Me lo esta tirando en la cara, como obligandome a hacerme cargo. Y, aunque no lo crean.. no se reciben las cosas tal cual uno las habia tirado. Vienen distintas: punzantes, ineludibles..Casi nuevas. Son esos momentos donde las cosas que duelen, duelen prolijas.. duelen por algo y no en vano. Y las cosas que nos hacen bien... a veces quedan chiquitas ante la conciencia de lo doloroso y otras, nos obligan a ser agradecidos. Son momentos en los que uno se siente artifice de lo que sea que viva. No hay lugar para echar culpas, ni hacerse el boludo. Supongo que son cuentas que saldar. Digo.. algun dia teniamos que empezar a cobrar, despues de tantos años de laburo. Porque aunque parezca que se nos vienen encima todas esas cosas nuestras que habiamos tratado de mantener, creo que no es mas que una fucking recompensa.